Tu entrevista con Antonio Dacosta. ¿Te gustaría contar tu historia para motivar e inspirar a otros? - Pinponeando: Todo sobre el Tenis de Mesa
853
post-template-default,single,single-post,postid-853,single-format-standard,bridge-core-1.0.5,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-theme-ver-18.1,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.2,vc_responsive
 

Tu entrevista con Antonio Dacosta. ¿Te gustaría contar tu historia para motivar e inspirar a otros?

Tu entrevista con Antonio Dacosta. ¿Te gustaría contar tu historia para motivar e inspirar a otros?

Conoce Un Poco De Mí … 

Me llamo Antonio Dacosta, tengo 28 años, nací en Talavera de la Reina, (Toledo) y actualmente resido en San Juan de Aznalfarache, (Sevilla).

Para empezar a añadir recuerdos de cómo entró en mi vida el “Ping Pong”, debemos remontar a la época en la cual estuve diez años en la “Residencia Escolar los Pinos”, situada en Constantina, (Sevilla); esta medida se originó en mi vida, debido a que mis abuelos eran de avanzada edad y no podían hacerse cargo de nosotros como antes, me refiero a mi hermano Rubén, cuando hablo en plural,  como lo solían hacer antes.

Dicha etapa marco mucho en mi persona y personalidad, ya que fue duro el simple hecho de estar tanto tiempo sin ver a  mi familia, de estar apegado a las cosas materiales y también que claro no se puede olvidar que antes de ir a dicha residencia escolar, era una persona rebelde en los estudios y tenía una malos modales, también esto es consecuencia de que estuve varios años de mi infancia en Palma de Mallorca, tanto en Manacor, un territorio rural y en Arta, en lo más alto de la montaña y que tenía unas vistas hermosas y espectaculares de toda la isla.

Mi  estancia en la “Residencia Escolar Los Pinos”, tuve tanto épocas blancas como negras, ya que había mucha chulería, ego, liderazgo de banda, etc; eso si la gente me ha tenido siempre desde pequeño mucha envidia y trataban de ver como lastimarme, sabían que los insultos, ofensas, no me lastimaban y solo podían lastimarme por la violencia y en grupo, incluso en ocasiones ni me dejaban jugar al deporte, pero eso también era insuficiente porque me ponía a leer libros de ajedrez y jugar poniendo en práctica estrategias.

 

Primer Contacto Con Una Pala De «Ping Pong» …

Ahora llega el momento en cual cuento como apareció el “Ping Pong “en mi vida, todo ocurrió  una tarde lluviosa en la “Residencia Escolar Los Pinos”, en la cual no había otra opción de actividades a realizar dicha tarde, que leer un libro, escuchar música o ir a la sala de ocio, donde estaba el futbolín y las mesas de “Ping Pong”, no lo negaré, jugué al futbolín y las cosas como son , no soy nada malo, pero bueno me canse y digo voy a probar el “Ping Pong”, sin querer le ganaba a la gente mayor que yo y no me aburría y cada vez fue gustándome más y más.

Ya desde ese día, mi deporte prioritario para practicar era el “Ping Pong”, al cual dedicaba horas y horas, incluso los fines de semana que me quedaba en la “Residencia Escolar Los Pinos” y era como que pasaba horas y horas y no me cansaba, quería jugar más y más.

La verdad aprendí también bastante gracias a los maestros de la “Residencia Escolar Los Pinos”, que dedicaban horas y horas conmigo y teníamos nuestros típicos piques y tampoco puedo olvidar a una persona especial proveniente del erasmus de Eslovaquia, Martin Puchala, gran persona ante todo y claro él es un ejemplo del avance de la mentalidad Nórdica, en relación a la mentalidad Española.

También aprendí el valor de la mentalidad ambiciosa y deportiva, ya que cada año competíamos todas las Residencias Escolares de Andalucia, incluso de otras provincias, para ser los mejores del Andalucía, de cada modalidad deportiva.

En realidad habían fines de semana que me pegaba hasta diez horas o incluso mucho más, jugando al tenis de mesa y no me cansaba, porque amaba y me encantaba cada vez que jugaba, incluso de noche cuando los demás salían, yo me ponía a jugar de noche, eso es lo que verdaderamente es una pura devoción y pasión, como dios manda y lo demás son tonterías.

 

 

Mis Momentos En «El Rey Del Botellín» …

Recuerdo cuando llegaba a casa y en ese momento vivía en la localidad de Bormujos, (Sevilla) y había un bar llamado “El Rey Del Botellín” que después de mucho tiempo abrió un tabique y monto unas mesas de “Ping Pong”, para tener otra fuente de ingresos y yo me pegaba horas y horas cada día, hasta que cerraba el bar y le ganaba a todo el mundo o casi todo el mundo, para ser más justos y humildes, para no hablar desde el ego; recuerdo que el día de la apertura de la zona de las mesas de “Ping Pong”, me pegue 8 horas.

 

El «Ping Pong» y El Poder De La Imaginación …

Vaya recuerdos me trae cuando me ponía a jugar al “Ping Pong” en la residencia escolar donde vivía parte del tiempo, fíjate el poder del amor e imaginación a una cosa, que no podía estar sin pensar en el “Ping Pong”, que me ponía en las clases del colegio o mi propio dormitorio a unir mesas, para crear el terreno de juego, usaba de red unas zapatillas o diccionarios y de pala usaba la carcasa de los cuadernos o zapatillas y de pelota usaba cualquier elemento rodante o bolas de papel.

 

¿Cómo Conocí A Ricardo Espino y Forme Parte Del C.TM San Juan?

Todo lo anterior son hermosas anécdotas y recuerdos, pero  en realidad, lo que más me marco en mi forma de ver y trabajar el “Ping Pong”, fue cuando fui a visitar  a mi  hermano Sergio a San Juan de Aznalfarache y aprovechaba  también para jugar en las mesas exteriores del Parque Cavaleri y a la vuelta para coger el autobús hacía Bormujos, mientras caminaba con mi pala y su funda,  se me acerco un hombre en moto, Ricardo Espino, entrenador del C.T.M San Juan y me dijo si me gustaba el “Ping Pong” y le respondí claro y me comento la posibilidad de formar parte de un club de “Ping Pong” de manera profesional en el C.T.M San Juan, estando a nivel federativo y me invito a ver un entrenamiento y evaluar mi nivel de juego.

En realidad cuando fui la primera tarde a entrenar, era espectacular el nivel que tenía gente de tan temprana edad y claro yo tenía hábitos un poco extraños de jugar y poco a poco fui corrigiéndolos, tanto el golpe de derecha, revés y forma de sacar, sobre todo el tema de levantar la pelota antes de sacar y dando los golpes de derecha de la manera correcta.

 

Con Mi Entrenador Ricardo Espino, he Tenido Unas De Cal y Otras De Arena …

Lo cierto es que con  mi entrenador Ricardo Espino, hemos tenido discusiones a veces, incluso hemos llegado al punto, que ni he ido a entrenar al siguiente día o incluso períodos largos de tiempo, pero igualmente le agradezco la oportunidad que me dio de jugar a nivel federativo en un club de “Ping Pong”, como lo he podido hacer en el C.T.M San Juan y poder pasar a convertir mi pasión, de hobbie a algo profesional y soy consciente de que muchas veces lo he sacado de quicio o me enfade muchas veces con él sin motivo, pero ante todo somos seres humanos, no existe la perfección.

 

Me Presente Al Examen, Para Ser Árbitro De «Ping Pong Regional …

También gracias a mi entrenador Ricardo Espino, tuve la posibilidad de presentarme como árbitro de «Ping Pong», a nivel regional del club C.T.M San juan, que dicho examen aprobé.

En este caso se merece doble agradecimiento mi entrenador del C.T.M San Juan, Ricardo Espino, porque no sólo me pude presentar al examen y lo aprobé, sino que también se hizo cargo de mi licencia de árbitro regional.

 

Mis Referentes y Modelos A Seguir En El «Ping Pong» …

Tengo el gusto de conocer personas de éxito en este deporte del “Ping Pong”  y cada una me han ido aportando cosas diferentes y son un modelo a seguir, como pueden ser, Carlos Román, Antonio Chaves, José Luis Maestre Rufo, etc.

Como podéis observar reúno todos los requisitos para que el “Ping Pong”, sea mi devoción o pasión.

 

 

¿Cómo Nace Mi Idea Empresarial «Pinponeando»?

Un día a lo loco pensé y si creo algún proyecto propio que reúna mis tres pasiones, como son el “Ping Pong”, los medios de comunicación  y el emprendimiento online y como resultado salió mi bebe empresarial llamado “PInponeando”, una revista especializada en Ping Pong Internacional, con un e-commerce y espacios publicitarios para ayudar a promocionarse las empresas.

 

 

Visión y Misión De Mi Bebe Empresarial «Pinponeando» …..

Tengo la visión y misión, de hace entender a la sociedad que el “Ping Pong” no es un deporte aburrido y simple de hacer y que tiene más valor incluso que muchos otros

deportes, que las entrevistas o historias de éxito motivadoras e inspiradoras, motiven e inspiren a los demás y que cada vez mi e-commerce crezca cada día más y adquiera mayor posicionamiento en dicho nicho de mercado y por supuesto ayude a coger tráfico y posicionamiento en sus nicho de mercado a muchas empresas, gracias a mis espacios publicitarios.

 

Esto Sólo, Es La Punta Del Iceberg En «Pinponeando» …

Aunque lo mencionado anteriormente, es sólo la punta del iceberg de mi proyecto e idea, están en proceso otras y futuras colaboraciones, quiero crear proyectos o herramientas, enfocadas a que el «Ping Pong»  sea cada vez uno de los deportes más populares, para dar a conocer jugadores de «Ping Pong» que amen dicho deporte, como se suele decir, el conocimiento, pasión y creatividad, no entiende de barreras, ni límites.

 

El «Ping Pong» Me Aporta Cosas Tanto En El Ámbito Deportivo, Como En El Ámbito Personal …

Sinceramente practicar el “Ping Pong”, no sólo me aporta en el ámbito deportivo, también me ayuda cada vez que voy a entrenar a tener mayor creatividad, despejar la mente y desconectar de todo y poner focus en entrenar a tope de power y energía.

 

También lo bonito y hermoso de este deporte, que no tiene fecha de caducidad, es decir me puedo permitir estas haciendo hasta los sesenta años jugando o practicándolo a nivel profesional y de élite sin problema, es lo bello de esto, que no me tengo que desprender, ni olvidar, de mi verdadera pasión que es el «Ping Pong, o comúnmente dicho Tenis de mesa.

 

Recuerda hacer siempre lo que te gusta y apasione en cada momento, para saber cuál es tu pasión, hazte la siguiente pregunta, ¿estarías dispuesto a realizarlo gratis, es decir sin recibir nada a cambio? Si tu respuesta es positiva, entonces amas y te apasiona lo que haces, pero en cambio si la respuesta es negativa, es un simple hobbie o afición.

 

Contacta conmigo y persigue tus sueños, para ser el siguiente entrevistado de «Pinponeando».

Rellena el formulario y con mucho gusto, me pondré en contacto contigo.

 

Conclusión, si tienes una historia motivadora e inspiradora, como jugador/a de tenis de mesa, no la dejes dentro de ti, compártela con el mundo, para poder motivar e inspirar a otros, para poder practicar, mejorar y ser un nuevo caso de éxito, sobre esta fabulosos y amado deporte.

No hay comentarios

Publicar un comentario