ESTIRAMIENTOS PARA REALIZAR, DESPUÉS DE LA ACTIVIDAD FÍSICA O LABORAL:

Realizaremos el estiramiento de los músculos flexores y los extensores del antebrazo, que hemos hecho antes, pero esta vez los haremos durante 30-40 segundos, ya que pretendemos que la musculatura se estire bien, se relaje y se oxigene, para que esté preparada para el próximo día.

Si además, se sufren problemas de hombro, recomiendo realizar los estiramientos de la musculatura del hombro, durante 30-40 segundos, por el mismo motivo.

4. Adicción Sana.

Como con cualquier deporte, está demostrado que la liberación de endorfinas, que se experimenta tras un entrenamiento prolongado, es más que notable en el jugador. Con el tiempo, el tenimesista, no solo busca placer, también un premio muscular y mental, una dosis difícil de explicar, incluso para Guido Mina Di Sospiro. No solo es el deporte con menor riesgo de lesiones, sino que además, en un partido, se pueden llegar a quemar una media de 275 calorías. También reduce el colesterol, ya que, al ser una actividad física, el flujo sanguíneo mejora.

 

5. Confianza En Uno Mismo.

El jugador, pronto se da cuenta, de que las energías llaman energías, siendo estas favorables o adversas. Si se cree en uno mismo, la victoria será fácil, aquellos que se amolden al camino, el camino les dará poder, y este más poder, pero si el jugador se aferra a la ineficacia, sólo contemplará inefectividad.

 

6. Adiestra La Filosofía Del Equilibrio.

El autor, asemeja la dualidad de las fuerzas opuestas, o el ying & yang, al equilibrio que se debe adquirir en el tenis de mesa y es que es tan importante un buen apoyo, como una buena posición o un juego de pies, siendo tan útil en el partido, como en la vida. Compasión, moderación y humildad, forman el equilibrio mental perfecto.

Una de las habilidades que todo deportista, que da el salto a la federación y competición, no puede dejar de ejercitar, es el aspecto psicológico, la capacidad de concentración o como lo llaman algunos, la fortaleza mental.

 

Unas situaciones, que también se dan en los partidos de tenis de mesa, por lo que nunca podemos descuidar, es el entrenamiento de nuestra mente.

 

 

 

Conclusión, no solo es un deporte divertido, sino que… además aprendemos cómo controlar emociones. Nuestro físico, adquiere un potencial que no imaginamos. Queda animar a todas las personas que quieran realizar un deporte, que se animen a jugar y practicar el deporte del tenis de mesa.