Todos los deportistas destacados, tienen algo que los caracteriza: disciplina, concentración, enfoque, persistencia, etc; pero, ¿Qué los ha llevado a lo más alto del olimpo y ser admirados por muchos? ¿Cómo es que llegaron allí? La respuesta en ambas preguntas, es su Mentalidad. La única diferencia entre un tenimesista de éxito y el que no, está en su MENTE.

 

La mayoría del tiempo, estamos en función de entrenar la parte física y de adquirir conocimientos técnicos-tácticos y olvidamos la manera, en que debemos organizarnos mental y emocionalmente, para realizar nuestra mejor propuesta de valor al juego, al cual hemos decidido dirirgir todos nuestros esfuerzos. La mente, al igual que el cuerpo, se debe entrenar a diario, con conocimientos y actividades, que refuercen tus cualidades y así evitar auto sabotearte, inclusive … cuando el juego aún no comienza.

Para esto vamos a analizar, cómo funciona nuestra mente, cómo influye en nuestra personalidad y cómo debes reestructurarla, para el éxito, ya que si no entrenas tu mente y tus emociones, nunca conseguirás, los resultados que buscas.

 

Debes Saber Lo Siguiente: 

Tus Resultados → provienen de Acciones → las Acciones, provienen de Emociones → las Emociones, provienen de los Pensamientos → y los Pensamientos, provienen de nuestra Programación Mental, (modelo del mundo, creencias, cómo nos educan nuestros padres, maestros, etc).

Para tener buenos resultados, es necesario tomar buenas decisiones y para eso debes estar en un estado emocional positivo !!!

Está demostrado científicamente, que las emociones positivas, activan funciones cognitivas en el cerebro, como la creatividad, tomar buenas decisiones, etc; y por el contrario,  los estados emocionales negativos, como el estrés, frustración, baja energía, etc; todo esto hace, que se inhiben las funciones cognitivas, y esto inabilita la creatividad, los procesos de toma de buenas decisiones, etc.  Esto es muy importante, ya que el Tenis de Mesa, es un deporte, que requiere de mucha concentración y coordinación motriz, fina y compleja, con el fin, de responder adecuadamente a los cambios de velocidad, efecto, fuerza, y trayectoria de la pelota, por lo que el tenimesista, debe aprender a ajustar los movimientos de la paleta y reaccionar rápidamente.

 

Pero, ¿Cómo cambiamos el origen de nuestros resultados? ¿Cómo cambiamos nuestra Programación Mental, para tener los resultados extraordinarios que buscamos?

 

La Programacion Mental, (creencias), las hemos adquirido, a través de experiencias personales, vividas desde la infancia, por imitación o modelaje y por palabras y hasta hoy, han configurado nuestra personalidad. Para cambiar las experiencias, no necesariamente lo debemos hacer haciendo algo, si no que mentalmente, también se puede, en el cerebro.  Existe algo llamado las “neuronas espejo”, este tipo de neuronas, se activan cuando se observa ejecutar una acción o se tiene una representación mental de la misma y es muy importante a la hora de aprender un nuevo deporte. Este tipo de neuronas, son fundamentales en el aprendizaje por imitación, por lo que en deportes, como en Tenis de Mesa o las artes marciales, desempeñan una labor fundamental, “el alumno aprende mejor, cuando más cerca esta de su maestro, cuyos movimientos repite”.  Para el cerebro, no existe la diferencia, entre lo que imagina y lo que es real.

 

Haz El Siguiente Ejercicio:

Tómate unos minutos y cierra tus ojos, visualízate en el juego.. tus movimientos, los golpes a la pelota, y con la pala, la técnica que utilizarás, la velocidad, la posición de tus piernas  y de tus brazos, tu vestimenta, puedes sentir cómo tu corazón se acelera a medida que se desarrolla el partido, tu respiración, puedes sentir tus músculos trabajando igual, como si estuvieras en el juego real … Eso puede hacer un deportista de alto rendimiento, puede visualizar una tarea, antes de ejecutarla, para acelerar todo el proceso del sistema nervioso, ya que los segundos marcan la diferencia, entre ganar o perder.

Para tener resultados diferentes, tienes que convertirte en una persona diferente. puedes ser el resultado de muchas experiencias hoy o puedes decidir ser otra persona, pero eso se tiene que entrenar, tienes que buscar experiencias que activen pensamientos positivos, todos los días, para que actives los estados emocionales, todos los dias, para que te pongas en un estado de hacer y tener conductas alineadas, a lo que tu quieres conseguir y en base a eso, vas a poder conseguir tus objetivos, de una forma totalmemte distinta.

 

Ahora veremos, como según un estudio realizado en Guanajuato, (México), en el año 2011, donde se evaluaron a 7 deportistas de entre 10-16 años de edad, todos miembros del Selectivo Estatal Guanajuatense de Tenis de Mesa, que participó en el proceso de las Olimpiadas Nacionales 2010, se encontró, en 6 deportistas, relación positiva, entre desempeño deportivo y características del patrón de su conducta.

 

Características De Personalidad y Desempeño En Jugadores De Tenis De Mesa De Alto Rendimiento:

En el estudio realizado a 7 deportistas, se encontró en 6 deportistas, relación positiva entre desempeño deportivo y características de un patrón de conducta, al que llamaremos A.

 

El deportista tipo “A”, se caracteriza, por un intenso impulso de llevar a cabo metas específicas, una profunda inclinación y deseo de competencia, un deseo persistente de reconocimiento y progreso, involucramiento continuo en diversas funciones sujetas a restricciones de tiempo, una propensión habitual, para acelerar la tasa de ejecución de muchas funciones físicas y mentales, alertividad mental y física extraordinarias, (Rosenman, 1975).

Las personas Tipo A, tienen más confianza en sí mismas, más controladores de sí mismos, ordenados, agresivos, profundamente involucrados con su vocación, menos aptas para relajarse en el trabajo, no se distraen con facilidad, prefieren trabajar solos en sus retos, luchan para controlar su medio, son muy conscientes del tiempo, son impacientes, rápidos y hostiles.

También en el estudio, se encontró un deportista Tipo “B”, éste no puede ser descrito como la antítesis de la persona Tipo A, pues presenta los mismos rasgos que ésta, pero sin la exageración característica de los Tipo A. Tampoco se encuentran estas características todas juntas en el Tipo B, como sucede en el Tipo A.  A manera de analogía, la persona Tipo B, posee una “temperatura corporal normal”, mientras que la persona Tipo A, tiene “fiebre”.  La persona Tipo B, no vive en lucha continua contra el tiempo, aunque en ocasiones sienta algo de presión temporal.  No es enteramente competitivo y mientras lleva a cabo sus ambiciones, llega a sus metas, en una forma no agresiva.

 

Dentro de la investigación, se estudiaron dos conductas, como factor de éxito en los deportistas Tipo A: (La Tolerancia a la Frustración y la Expresión de la Ira).

 

 

La Tolerancia a la Frustración; se caracteriza como la disposición de un sujeto a persistir, en responder en una situación no contingente, es decir, en la que no existe relación entre su comportamiento y las consecuencias de su conducta.

R. Hernández Pozo y Col, en el año 1996, desarrollaron un cuestionario auto descriptivo, que evalúa “La Tolerancia a la Frustración”, (Cuestionario TOFU), a través de 14 preguntas, las cuáles, se califican como verdadero o falso, presentando una serie de situaciones frustrantes, para la persona.

 

Cuestionario TOFU:

Por: R. Hernández Pozo
Derechos de autor: 1995

 

Conteste este cuestionario en una hoja de respuestas, usando las opciones “V” para verdadero y “F” para falso. Califique con sinceridad cada afirmación, de acuerdo a su manera de pensar y a su manera de ser.

  1. Sufro cuando tengo que trabajar, con personas que no conozco.
  2. Me desalienta imaginar los peligros que tiene uno que enfrentar, para salir adelante.
  3. Me pone de mal humor, que los demás me critiquen.
  4. Cuando recibo malas noticias, me siento sin ganas de hacer nada.
  5. Me molesta, que alguien cancele una cita conmigo.
  6. Desconfío, de las acciones de los demás.
  7. Me desespera, que se pospongan mis planes, por factores que están fuera de mi alcance.
  8. Me da mala espina, cuando se tardan en darme una respuesta.
  9. Me enoja recibir malas noticias.
  10. Es tonto insistir, cuando un teléfono está ocupado.
  11. Evito probar comida, con la que no estoy familiarizado.
  12. Por lo general, me niego a participar en rifas o sorteos.
  13. Me deprime, recibir críticas de mis amigos.
  14. La actitud de los demás, me afecta mucho.

 

Una vez terminado el cuestionario, cuenta los Verdaderos y Falsos.  Si tienes más Verdaderos, aún te falta desarrollar “La Tolerancia a la Frustración”, por el contrario si tienes más Falsos, ¡felicitaciones!, cada día, eres más tolerante, con lo que pueda aparecer en el camino.

Tip:  Para trabajar “La Tolerancia a la Frustración”, revisa tus respuestas y en las que has marcado Verdadero, trabaja sobre ellas, cambiando el enfoque, deja que fluya y piensa positivo, recuerda que sea lo que sea, todo se puede solucionar y todo siempre es para mejor.

 

 

La Expresión de la Ira; de acuerdo a el patrón conductual Tipo A, incluye entonaciones explosivas, enfatizamiento de las palabras clave de las oraciones. Rara vez ,hablará en voz baja o murmurando y casi nunca hará pausas a la mitad de las oraciones. Cuando el sujeto habla de un tema de interés y se le interrumpe, siempre vuelve al punto del tema que le interesa.  Casi nunca escucha, si no se habla de temas que lo interesen o se relacionen con su estilo de vida.

R. Hernández Pozo y Col, en el año 1995, desarrollaron un cuestionario auto descriptivo que evalúa “La Expresión de la Ira” ,(Cuestionario EXIR) a través de 17 preguntas, las cuales se califican como verdadero o falso, presentando una serie de situaciones de hostilidad, para la persona.

 

Cuestionario EXIR:

Por: R. Hernández Pozo
Derechos de autor: 1995

 

Conteste este cuestionario en la hoja de respuestas, usando las opciones “V”, para verdadero y “F”, para falso. Califique con sinceridad cada afirmación, de acuerdo a su manera de pensar y a su manera de ser.

  1. Con frecuencia, ofendo a las personas que me hacen enojar.
  2. Cuando me dejo llevar por la ira, digo cosas, de las que luego me arrepiento.
  3. Tengo fama, de ser respondón (respondona).
  4. Es tonto quedarse callado, ante las agresiones de la gente.
  5. En ocasiones he estado tan enojado/a, que he pegado a algún objeto.
  6. Discuto acaloradamente, cuando alguien me hace enojar.
  7. Cuando me enojo, hago cosas, de las que luego me arrepiento.
  8. El que me la hace, me la paga.
  9. Después de un coraje, solo los cobardes, se quedan callados.
  10. Si alguien me ofende, hago todo lo posible por desquitarme.
  11. Hablo de más, cuando me han hecho enojar
  12. Mi familia, me dice que debo controlar mi carácter.
  13. Soy de los/las que nunca se quedan callados.
  14. Cuando pierdo los estribos, digo cosas duras a quien sea.
  15. Me dan lastima las personas, que no saben cómo defenderse.
  16. Me gusta poner a los demás en su lugar.
  17. Sería imposible para mí, poner la otra mejilla.

 

Una vez terminado el cuestionario, cuenta los Verdaderos y los Falsos.  Si tienes más Verdaderos, aún te falta desarrollar  ” La Expresión de la Ira”, por el contrario si tienes más Falsos, ¡felicitaciones!, cada día, eres más amable con las personas, que te encuentres alrededor.

Tip: Para trabajar “La Expresión de la Ira”, revisa tus respuestas y en las que has marcado Verdadero, trabaja sobre ellas, cambiando el enfoque, deja que fluya, suelta, recuerda, que sea lo que sea, todo se puede solucionar y todo siempre es para mejor.  Para ayudarte con esto, puedes trabajar en la “Ley del Espejo”.

 

La Ley Del Espejo

Primera Ley: Todo lo que me molesta, irrita, enoja o quiera cambiar del otro, está dentro de mí.

Segunda Ley: Todo lo que me critica, combate o juzga el otro, si me molesta o hiere, está reprimido en mí y me toca trabajarlo.

Tercera Ley: Todo lo que el otro me critica, juzga o quiere cambiar de mí, sin que a mi me afecte, le pertenece a él.

Cuarta Ley: Todo lo que me gusta del otro, lo que amo en él, también está dentro de mí, reconozco mis cualidades en otros.

 

 

Si aprendes a manejar la Ira, cualidad que pocos tienen, podrás ser nominado a Fair Play!, tal cual España, fue el ganador, del Premio Fair Play, de la FIFA, en la Copa Mundial de la FIFA 2018.  El Premio Fair Play de la FIFA, se entrega al equipo, con el mejor registro disciplinario del torneo, campeonato o competencia deportiva. España, fue elegida, por el Grupo de Estudios Técnicos de la FIFA.

 

 

Conclusión, como ves, el resultado final deseado, lo defines Tú, desde tu interior hacia afuera, no al revés, por eso, debes ocuparte día a día, en encontrar un tiempo para ponerte en un estado mental y emocional positivo y así tomar mejores decisiones en lo Físico, Mental, Espiritual, y Emocional. 

Quédate con lo que te empodere, y no con lo que te limite, de todas las personas que conozcas y de las experiencias vividas. Practica la visualización, (neuronas espejo) a diario, y verás como mejoras en tu juego. 

Vamos a por todo lo que viene desde ahora y a por muchísimo Más!!!

Si Te GUstó El Artículo Comparte

5 thoughts on “¿Cómo tener la MENTALIDAD adecuada para el juego?”

  1. Muy interesante el artículo especialmente para deportistas, aunque se podría aplicar a muchas otras actividades. Denota un conocimiento de neurología, como también de psicologia del deporte.
    Pocos deportistas se preparan globalmente, sólo dan importancia al aspecto físico, sin considerar el peso que posee el aspecto psicológico, que muchas veces decide el triunfo o la derrota en el campo de batalla. Sería muy bueno también para los instructores deportivos que guían a los deportistas y pueden o no influir positivamente en sus dirigidos-

  2. Excelente artículo y aplicable en varios deportes, yo practiqué tenis de mesa en la Universidad y es impresionante cómo el nerviosismo te juega una mala pasada y por otro lado, la visualización ayuda mucho. Felicitaciones x el texto y las recomendaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *